in , ,

Repasa la carrera de Amy Winehouse a 36 años de su nacimiento (+Videos)

La fugaz vida de la cantante no pasó desapercibida

Amy Winehouse
Amy Winehouse. Foto: cortesía

Todo o nada. Bajo esa premisa vivió sus 27 años la fallecida cantante y compositora Amy Winehouse, nacida en Londres (Reino Unido) en el seno de una familia judía con amplia cultura musical. De ahí su inclinación hacia géneros como el jazz, soul, R&B y ska.

Desde muy pequeña asomó su gran talento para el canto e hizo presentaciones en círculos muy pequeños, pero sería en 2003 que se acercaría lo que sería una carrera exitosa con el lanzamiento de Frank, su primer álbum.

Tres años más tarde llegaría Back to black, un disco donde contó sus experiencias más personales y tormentosas, tal como lo reseñó El Espectador.

También puedes leer: Drogas, aborto y fracasos amorosos: Demi Moore se desahoga (+Fotos)

No hace falta rebuscar demasiado para dar con aspectos tan dignos de la intérprete como Rehab. “Intentaron que fuera a rehabilitación y dije no, no, no. Sí, me he desmayado, pero cuando recobro el sentido ni te enteras, ni te enteras, ni te enteras”, rezan las primeras líneas del sencillo.

El éxito fue inesperado para los grandes de la industria, acostumbrados a otros ritmos. Los numerosos premios que alcanzó este trabajo llamó la atención de Universal, discográfica que lo reeditó en formato de lujo con un disco adicional contentivo de ocho temas clásicos versionados por la londinense, como Cupid de Sam Cooke, conocido como el Rey del soul, pero en tono ska.

La transgresión de Winehouse fue de tal impresión que en 2008 se hizo con cinco premios Grammy, a ‘Mejor Grabación’, ‘Mejor Canción del Año’ (por Rehab), ‘Artista Revelación’, ‘Álbum de Pop Vocal’ y ‘Mejor Artista de Pop Vocal’.

Ese mismo año se presentó nada más y nada menos que en el festival Rock in Río Madrid, junto a grandes artistas como The Police, Lenny Kravitz, Jamiroquai, Franz Ferdinand, Tokio Hotel, Alejandro Sanz y James Morrison.

Con la fama también llegó la atención a su vida personal. Saltó a los medios sus problemas con las drogas y al alcohol, así como ingresos a clínicas de desintoxicación y los muchos encontronazos de su esposo con la justicia.

Te puede interesar: ¡Fuerte! Justin Bieber detalló momentos duros de su vida (+Drogas y maltrato)

De hecho, su última presentación en un escenario estuvo acompañada por una nube negra, una que la acompañó muchas veces: la adicción. Fue el 18 de junio de 2011, en Belgrado (Serbia) que una de las voces más reconocidas del soul se iba a encontrar con 20 mil almas que la abuchearon por tambalearse, llorar en medio de los gritos de su público y no poder pronunciar sus canciones.

Incluso, sus músicos se acercaron a ella en actitud conciliatoria, pero no lograron nada. La gran duda en ese momento es si estaba drogada, borracha o ambas, pues apenas logró mantenerse de pie frente al micrófono.

Una vida llena de subidas y bajadas y con muchos extremos llegó a su fin el 23 de junio de 2001. Fue su guardaespaldas quien la encontró sin vida en su habitación, víctima del síndrome de abstinencia.

Tras su muerte, el disco Back to black se convirtió en el álbum más vendido del siglo XXI en su natal Reino Unido.

¿Qué piensas?

Belankazar

¡Entérate! Academia Belankazar mantendrá su “santamaría” arriba (+Comunicado)

Diego Kapeky

“Confundir un tema de Camilo Sesto con José Luis Perales es vergonzoso”: Kapeky responde a Proyecto A