in ,

Miguel Bosé se enfrenta a su expareja por la custodia de sus hijos

Tras 26 años de relación, el cantante español Miguel Bosé, y su expareja, el escultor Nacho Palau, se enfrentaron el pasado lunes 19 de octubre, en los juzgados de Pozuelo, por la custodia de sus cuatro hijos Telmo, Ivo, Diego y Tadeo.

Luego de separarse, Bosé se trasladó a México con sus dos hijos biológicos, mientras Palau regresó a Valencia, con los hermanos restantes. Ambos progenitores se disputan por la filiación de los niños, ya que el exnovio del cantante exige que crezcan juntos y mantengan los mismos beneficios.

También te puede interesar: Hay que seguir viviendo: Julián Gil extraña a su hijo Matías

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#hermanosparasiempre

Una publicación compartida de Nacho Palau (@nachopalau) el

A la salida del juzgado, el Palau aseguró sentirse más tranquilo con la situación, y confía en que pronto se haga justicia. Por su parte, Bosé dejó las instalaciones más tarde y no presentó testimonio alguno ante los medios de comunicación.

Los infantes han estado separados por más de dos años en distintos países, solo tras el acuerdo al que llegaron sus padres en 2019, pudieron conectarse de nuevo. El centro de las demandas de Nacho busca conseguir la filiación entre los cuatro niños, y que ambos tengan los mismos derechos frente a sus padres.

Por otro lado, fuentes cercanas al intérprete español, han asegurado que se encuentra muy mal por toda la situación que está atravesando, incluso han destacado que Miguel adora a sus hijos, e intentó ofrecerle una vivienda a su excónyugue en México, para que los niños siguieran viviendo juntos.

MIGUEL BOSE-LA-SOPA
Miguel Bosé junto a sus cuatro hijos. Cortesía: El País

El artista respondió a sus fanáticos que su agitada carrera artística le había impedido anteriormente formar una familia, por lo que debió esperar hasta alcanzar la madurez para tener hijos junto a su pareja.

“Primero, porque una carrera como la mía me exigía entregarme durante un periodo a full time. Segundo, porque no quería hacerlo con una pareja. Así tengo a dos hijos maravillosos que llevan mis apellidos y que nadie me puede quitar. Estoy harto de ver cómo se utiliza a los niños en las separaciones, cómo pagan los platos rotos y sufren las consecuencias de una relación que se rompe

En las próximas semanas se conocerá el veredicto de la corte sobre la situación de los infantes de 9 años. De igual forma, se trata de un proceso complicado que podría agotar todas las instancias existentes y prolongarse por cuatro o cinco años. 


Estamos en InstagramTwitterFacebook y YouTube.
Únete a nuestros canales de WhatsApp y Telegram.

@LaSopa_News

¿Qué piensas?

Meme la sopa

Memes, llegó su nueva reina… ¡María no pudo apagar la vela!

Gabriel Soto

¿Gabriel Soto dándole consejos de amor a su exesposa?