in

¡Cule e` gozadera! Carlos Vives se vaciló con todo los carnavales de Barranquilla

Cómo diría un buen barranquillero “¡Cómo se vacilan los carnavales en quilla mi vale”, así se los gozó Carlos Vives junto a su esposa en el pedazo del caribe colombiano.

El artista disfrutó el cantante más querido del norte de Colombia en Barranquilla la tierra del encanto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Mi maestro Alberto y @diazlizdany la maestra de @shakira unidos por el carnaval! La champeta es la reina! #champetachallenge #viveselcarnaval

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Aunque Carlos Vives es originario de Santa Marta es amante de todo lo que el caribe colombiano aflora y no es para menos que se vacilara los carnavales en esta hermosa ciudad colombiana.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Nos fuimos de batalla de flores ?? #VivesElCarnaval #ComoVivesTu @claudiaelenaoficial

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Carlos Vives estuvo en compañía de su esposa Claudia Elena Vásquez quien también se gozó a plenitud este evento.

Efectivamente el colombiano también participó en este evento porque tenía pautado un concierto para darle la alegría a los “vale de Barranquilla”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Y la ciudad de New Orleans se parece a Barranquilla #decimas @carlosvives @andreavaldirisos #batalladeflores #carnavaldebarranquilla #viveselcarnaval #comovivestu

Una publicación compartida de Claudia Elena Vásquez (@claudiaelenaoficial) el

“En Barranquilla me quedo”

Cómo diría la canción de Joe Arrollo “en Barranquilla me quedo”  este pedazo del Caribe aflora la fiesta popular más importante de Colombia.

Los carnavales de Barranquilla son parte de la cultura colombiana sobre todo para los costeños que como Carlos Vives se la gozan cómo es.

También puedes leer: ¡Weeepaa! Esposa de Carlos Vives aparece en traje de baño y sorprende con su cuerpo

El carnaval colombiano se empieza a sentir incluso desde antes de la fecha oficial de este asueto.

Las oficinas públicas, los empresarios privados, colegios, universidades y otras empresas sólo trabajan a media jornada para que la gente comience a vacilar en las calles.

Las calles de Barranquilla comienzan a tener atascos porque los niños tienen desfiles improvisados de disfraces y los adultos comienzan a recibir la fiesta con alegría, champeta, cumbia y vallenato.

Encuéntranos en InstagramTwitter y Facebook como @LaSopaWeb y únete a nuestro grupo de WhatsApp y canal en Telegram.

 

 

 

¿Qué piensas?

Tania Sarabia enseña a los venezolanos a enfrentar la crisis con humor

Anuel

Anuel está a dos dedos de asumir su calvicie … “Puñeta no me crece el pelo”