in ,

¡Cúcutazo!… El día que el Caracas FC humilló a River Plate en Libertadores

El día que el Caracas FC humilló a River Plate en Libertadores

El mes de abril es un mes de alegrías y recuerdos para el fútbol venezolano, entre ellos está el día más alegre para el hincha del Caracas FC.

Aquel 5 de abril será una fecha que los demonios rojos jamás van a olvidar pues les tocó medirse ante un gigante, River Plate.

Este club argentino aseguró que “la grandeza de River” no podía pisar el estadio Brigido Iriarte en Caracas por no estar en condiciones.

Un pero que jamás fue puesto por un equipo venezolano  en una competición de altura como lo es la Copa Libertadores.

En ese entonces, los rojos del Ávila no podían jugar en el estadio Olímpico de la UCV porque estaba siendo remodelado para jugar la Copa América Venezuela 2007.

Entonces los dirigentes de la Conmebol decidieron pautar para ese 5 de abril de 2007 el partido nada más y nada menos que en Colombia.

También puedes leer: ¡Grande capi! Tomás Rincón se unió a la lucha contra el coronavirus en Italia y Venezuela

Exactamente fue en el Estadio General Santander  de Cúcuta, ciudad fronteriza entre Venezuela y Colombia.

Lugar que haría a ambas escuadras jugar de visitante cuando por reglamento le tocaba al Caracas ser local pues ya habían jugado la ida en Buenos Aires.

Efectivamente, el rojo podía jugar en el Pachencho Romero de Maracaibo, pero la petición fue negada por ser casa del entonces rival Unión Atlético Maracaibo.

Decidido todo, al equipo más grande de Venezuela no le tocó de otra que medirse ante River Plate en territorio  colombiano.

Cúcuta sería la ciudad que acogería a este partido de alta tensión, y la prensa colombiana junto a la argentina abordaron sus titulares con la posible derrota del Caracas.

El conjunto avileño estaba bajo la batuta de Noel Sanvicente y este tenía el compromiso de ganar sí o sí a las “gallinas” pues estaba comprometido el pase a octavos de Libertadores.

Miguel Vallenilla

Los demonios rojos cambiaron de paila infernal

El 4 de abril de 2007 la frontera tuvo gran afluencia de hinchas cruzando el puente Simón Bolívar, los demonios rojos estaban presentes.

Los demonios rojos, barra del Caracas FC, venían indignados por la forma en que River Plate cambió la plaza.

La excusa era inaceptable para los caraqueños que llenaron caravanas de autobuses para dejar el aliento pegado en las gradas del escenario colombiano.

Foto de Miguel Vallenilla

Esto marcó un antes y un después en el barrismo venezolano, pues por primera vez en la historia de Venezuela un equipo llenó un estadio ajeno a su territorio.

Además se evidenciaron las alianzas de los demonios rojos con otras barras como la de los Indios Motileros.

Cómo dice el refrán “el enemigo de mis enemigos es mi amigo” y así los cucuteños también hicieron el awante a los demonios rojos por tener un rival en común, el Deportivo Táchira.

Cúcutazo

El día había llegado el estadio estaba repleto con los mismos colores rojo y algunos rojinegros, los hinchas motileros.

En un partido cerrado y con la prensa en contra, los caraqueños hicieron lo suyo para desplumar a a las gallinas alardeantes de River.

En tan sólo 17 minutos José Manuel Rey dio un zapatazo sorpresivo que le puso la carne de gallina a toda Argentina,Colombia y Venezuela.

Cortesía el Clarín

El Caracas se iba arriba con un gol en el marcador y conforme los hinchas hacían temblar la tribuna, el calor de Cúcuta volvió la ciudad un verdadero infierno con todo y demonios adentro.

En el minuto 29 los argentinos se dieron un bálsamo con una perla de gol de Ernesto Farías.

Parecía que daban la vuelta  y los hinchas de River festejaban como si fuesen campeones de la copa en disputa, La Libertadores.

No obstante Caracas,se llevó la gloria eterna en ese mismo primer tiempo histórico con un doblete de Habynson Escobar uno primero al 33´ y el segundo al 37´.

El estadio no se lo creía y todos coreaban al mismo ritmo “Dale, dale, Rojo” en consigna al Caracas FC.

River estaba viviendo una verdadera pesadilla en la paila fronteriza del infierno, lugar que ellos mismos escogieron para pagar sus pecados.

Para el segundo tiempo las gallinas, ya desplumadas, prácticamente entregaron el partido no hubo más goles pero sí  un baile de toques cortesía del Caracas.

Para nadie es un secreto lo que significa River Plate no sólo para el fútbol latinoamericano sino mundial.

Pero para el 2007 no pudo contra el más grande de Venezuela que los eliminó de la tan deseada Copa Libertadores de  2007.

Con esta victoria en la etapa de grupos, el Caraca FC logró su pase a los octavos de final y pudo seguir su marcha en la copa continental.

A River, le tocó ver los partidos desde casa al igual que los hinchas del difunto Unión Atlético Maracaibo y el eterno rival e hijo del rojo, el Deportivo Táchira.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡

Una publicación compartida de Los Demonios Rojos (@losdemoniosrojos) el


Estamos en InstagramTwitterFacebook y YouTube como @LaSopaPuntoCom.

Únete a nuestros canales de WhatsApp y Telegram.

¿Qué piensas?

primer-ministro-de-reino-unido-en-cuidados-intensivos-por-coronavirus-lasopapuntocom

Primer ministro de Reino Unido en cuidados intensivos por coronavirus

“Me contagió coronavirus y la maté”…El horrendo asesinato de una doctora en Italia