in ,

Leonardo Padrón se anota otro éxito en México con el remake de Rubí

El poeta conquista ahora las pantallas del país azteca

El escritor venezolano emprenderá nuevos proyectos con Televisa. Foto: Instagram Leonardo Padrón.

La pluma del escritor venezolano Leonardo Padrón engalana la televisión mexicana. Luego de haber creado la telenovela Amar a muerte, viene ahora con la adaptación del clásico Rubí. 

Así lo anunció el también poeta este domingo en su cuenta en Instagram, en donde explicó que “faltan horas” para que comience el rodaje de la producción.

También puede leer: Valentina Quintero le envió un mensaje de orgullo a Juan Guaidó 

En la publicación, Padrón destacó que “contar historias siempre es un oficio tan placentero como complejo y riesgoso. Y esta vez nos ha tocado adaptar todo un clásico de la televisión mexicana: Rubí”.

Agregó que en “esta primera parte del recorrido ha involucrado a un pequeño y valiosísimo grupo de personas. Desde mañana se suman actores, directores, productores, técnicos y un largo e imprescindible etcétera. Las cartas ya están echadas”.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Leonardo Padrón (@leonardopadron) el

Los detalles de Rubí 

Esta versión de Rubí estará protagonizada por la actriz Camila Sodi y los galanes José Ron y Rodrigo Guirao.

La serie constará de 26 capítulos. Esta producción está enmarcada en el proyecto Fábrica de sueños, en el que Televisa revivirá 12 de sus más exitosas telenovelas.

Este melodrama mexicano arrasó en sintonía en 2004 con la protagonización de Bárbara Mori, Sebastián Rulli y Eduardo Santamarina, quienes llevaron adelante la historia de la ambiciosa mujer que hace cualquier cosa, valiéndose de su belleza, para salir así de la pobreza.

Leonardo Padrón escribirá remake de Rubí
Los nuevos actores de Rubí. Foto: Cortesía Novelas República Dominicana.

¿Qué piensas?

Nick Jonas

Nick Jonas mojadito: las fotos que causan furor en las redes

Chantal Badaux.

Chantal Baudaux se lanzó un bikinazo para criticar a los “cuerpos perfectos”